Zarzuela
en Perú
y Ecuador


Mayo-Junio
de 2004




Enrique Ruiz
del Portal


(Madrid 3 de julio de 2004)

Enrique Ruiz del Portal - El Barberillo de Lavapies en concierto. (Auditorio de La Coruña, Noviembre 1994)

Por Enrique R. del Portal

Siempre quise ir a América. Era uno de esos viajes de trabajo, que en este mundillo de la Zarzuela, uno escucha a los mayores como algo imprescindible, necesario, casi glorioso... Sin embargo cada vez quedaban menos ocasiones de que una compañía española visitase de nuevo aquellas tierras. La compañía del Teatro Lírico Nacional, hace ese tipo de giras cada vez menos, y para una compañía privada es casi impensable una empresa de ese calibre

Pero fue una empresa privada la que decidió “rehacer las Américas”. Acorde tonal, compañía que dirige artísticamente Pascual Ossa, con la gerencia de Julio Menor,

Con la inestimable e imprescindible ayuda de instituciones como el Ministerio de Cultura y la fundación Zarzuela Española, se embarcaron junto a la asociación Prolírica del Perú, en llevar de nuevo a su país, este género que aman tanto –o más- que nosotros.

Tuve la inmensa fortuna de que me invitasen a formar parte de esta aventura; de esta magnífica temporada de “recuperación” de la zarzuela en Lima y en Quito, que ha sido eso, la recuperación de un género que no han olvidado más allá de nuestras fronteras, y que anhelaban de una forma, que ya quisiéramos para nosotros.

Salimos de España hacia Lima el 22 de mayo, con un plan de trabajo muy ajustado, para estrenar el 3 de julio La del Soto del Parral en el teatro Segura. El recibimiento fue magnífico, y aunque no contábamos con demasiado tiempo libre, procuraban que nuestra estancia allí fuese lo más agradable posible. En varias ocasiones, nos paraban por la calle, y nos preguntaban cuándo íbamos a volver, o si nos podíamos quedar más días de lo previsto. Los medios, tanto prensa, radio como televisión, se desvivieron por cubrir, el que era el para ellos, el evento lírico más importante de los últimos 30 años. Y en ese ambiente llegó el estreno de La del Soto del Parral, al que asistió la “toda Lima” podríamos decir. El resultado: sería feo hablar de un éxito en primera persona, pero creo que dejamos las expectativas satisfechas.

Mis compañeros, Judith Borrás y Carmen Gaviria, sopranos; Marco Moncloa, barítono; José Luis Gago, primer actor, a los que se sumó en Lima, Andrés Veramendi y José Marino, tenores; Jacqueline Terry, soprano; Xavier Fernández, barítono; y Enrique Victoria, magnífico actor y compañero que compartió su septuagésimo aniversario en las tablas con nosotros. A los que hay que sumar el coro, la orquesta Nacional del Perú, el equipo técnico del teatro Segura, y por supuesto, Pascual Ossa, a la batuta, y Carlos Fdez. de Castro, dirigiendo la escena. Todos sentimos que estábamos embarcados en algo grande, que aquello suponía estrechar una relación de intercambio cultural que no debió perderse nunca....

Dos semanas después debíamos repetir con La del Manojo de Rosas, y eso nos daba un poco de miedo, dado el localismo de la función, y el lenguaje quizá enrevesado, que podía hacer que el público no entendiese alguno de los personajes, o las situaciones, especialmente las cómicas, entre Espasa, Clarita y Capó. Pero nada más lejos de la realidad. El éxito fue mayor que el de La del Soto del Parral. El público aplaudió a rabiar y rió cada chiste, como si en vez de en el centro de Lima, estuviésemos haciendo la función en Chamberí. Resultó que la mayoría del público se sabía la función prácticamente de memoria, no solo los cantables, sino el texto también. Fue increíble para nosotros. El día de la última función, no hacía más que oírse en el público, otra!!, y tuvimos que visar el número de la faruca, Carmen Gaviria y yo. A Marco Moncloa no le dejaban irse después de cantar “Madrileña Bonita ...”. En fin, Algo que no podremos olvidar fácilmente, y que creemos que ha abierto un campo espléndido para la zarzuela. Un marco al que por otra parte también pertenece culturalmente; América Latina.

Después, viajamos a Quito, Ecuador, donde debíamos repetir La del Soto del Parral. Los responsables del teatro Sucre, ya habían estado en el estreno de Lima, y querían que ampliásemos la temporada a Guayaquil, sin haber debutado aún... No podía ser, por fechas, pero eso indica las ganas que tenían de promocionar la Zarzuela.

Volvió a ser un éxito, y no triunfamos nosotros, al menos no sólo nosotros. Triunfó un genero que recibían con cariño, con ganas de divertirse, y sobre todo, sin prejuicios de ninguna clase. Una lección para los que piensan en España, que el Género Lírico Español no puede funcionar.

Se puede hablar de que la Zarzuela está de moda; yo lo he vivido. Y en todo el mundo hay indicios de que es así: Austria, Japón, E.E.U.U. América Latina... Parece que lo único que no falla en estos casos es el público. Sería posible vivir una segunda edad de oro de la Zarzuela? Qué hace falta? Es muy posible que no nos falte nada, sino que nos sobra el prejuicio, la estupidez de avergonzarnos de nuestro legado lírico. Bastaría con promocionar los títulos, las compañías. Hacer una compañía y una temporada estables, primero en Madrid, pero que enseguida compartiese las representaciones con el resto de España. Luego, varias compañías itinerantes, nacionales y privadas, y así hasta que el público dijese basta.... Un sueño, quizá, para este pequeño gremio de artistas de la Zarzuela.

Estoy deseando volver la temporada que viene, para sentirme “como en casa”.

© Enrique Ruiz del Portal
Madrid. 3 de Julio de 2004


Enrique Ruiz del Portal, joven tenor y actor madrileño, diplomado en canto por el conservatorio de Madrid, con estudios posteriores en la escuela Superior de Canto, forma parte desde 1990 de ese grupo de cantantes que temporada tras temporada vemos colaborando con casi todas las compañías de zarzuela. El pasado año le vimos en el teatro de La Zarzuela representando, en Los Claveles, el papel de Goro. Antes había actuado en el mismo teatro en diversas obras, La revoltosa, El dúo de La africana, La del manojo de rosas, La chulapona, Jugar con fuego, La del soto del Parral etc. Su carrera se completa, por el momento, con su participación en varios musicales de éxito en España. Además de todo ello, tiene grabadas, entre otras, las siguientes obras: Luisa Fernanda, Doña Francisquita, La del manojo de rosas y Madama Butterfly.


Enrique R. del Portal en conversación
con Pedro Gómez Manzanares

portada de zarzuela.net

Enrique Ruiz del Portal página web