Los amores de la Inés / La verbena de la Paloma, en el ensayo con José Carlos Plaza

Los amores de la Inés y
La verbena de la Paloma


Madrid, Teatro de la Zarzuela
(19 de octubre de 2013)

Una crítica de Miccone


En el segundo cuadro de La verbena de la Paloma un vecino le dice a Susana refiriéndose a Julián: “¿Te tira, eh, te tira?”, a lo que ella responde: “¡Ojalá que no me tirara!...”. Pues bien, desde Zarzuela.net le decimos a Paolo Pinamonti sobre Falla: “¿Te tira, eh, te tira?”… Bromas aparte, sabíamos que en algún momento esto iba a suceder: la única zarzuela que Manuel de Falla llegase a estrenar, después del programa doble del año pasado (El amor brujo / La vida breve), sería resucitada por obra y “magia” del inevitable canon de los grandes nombres. ¡Lázaro, levántate y anda!... aunque el camino por andar nos tememos que será muy corto. Eso sí, debemos dar al César lo que es del César: no es del todo cierto que esta producción de Los amores de la Inés sea, como indica el Teatro de la Zarzuela, “primera recuperación desde su estreno”. La compañía albaceteña La Folía ha representado desde 2006 este título por distintas plazas manchegas, aunque siempre acompañado de piano¹.

Los amores de la Inez con Susana Cordón (Teatro de la Zarzuela, 2013)Asumiendo pues que en la calle Jovellanos la música de Falla es palabra de Dios, digamos con toda sinceridad que el programa de este sainete madrileño junto a La verbena de la Paloma es, cuanto menos, cruel. Ni las adiciones de otras piezas de juventud de Falla, como música ambiental, favorecieron la comparación. Al final, cuando uno abandonaba el teatro, salía ensimismado –¡una vez más!– por esa obra eterna que es La verbena. Poco quedaba de Los amores de la Inés y no es que la obra sea “mala” (aunque Falla se refiriese a ella como “absolutamente despreciable”) simplemente es que aquello, como canta don Hilarión en La verbena, no es ni chicha ni limoná. Una obra más para el Teatro Cómico de los años dorados de Loreto y Chicote compuesta por un músico que poco interés tenía en los espectáculos de dicho local. ¿Dónde estaba el couplet de lucimiento para Loreto? ¿Dónde el número pegadizo y organillero? Pensábamos en tantas obras de aquellos años de gloria para Loreto que –esta vez sin discusión– su recuperación se impone: El juicio oral de Rubio, La trapera de Caballero y Hermoso, El estudiante de Chueca y Fontanals… pero, no, las cinco letras del apellido “Falla” todavía pesan demasiado e igual que de Verdi se representa su Oberto o hay quien se empeñe en Die Feen de Wagner, a partir de hoy Falla tiene sus Amores de la Inés.

José Carlos Plaza en ensayoDespués de esta larga perorata, no dejaremos de decir cuatro palabras sobre la versión escénica de José Carlos Plaza. El libreto de Emilio Dugi ha sido trasquilado y “apañado” por  los hoy inadmisibles comentarios sobre violencia de género. Los cambios pueden entenderse, aunque las respuestas que dan las mujeres a los hombres puedan llevar a equívoco y no falte quien hoy piense que el género chico era teatro de acción feminista. Por su parte, el impecable texto de Ricardo de la Vega apenas ha sido tocado e incluso hemos podido disfrutar de los sabrosos diálogos de un tercer cuadro que normalmente se nos ofrece demasiado mutilado. En cualquier caso, nexos de unión entre las dos obras hay y Plaza los potencia enmarcando ambas historias de amoríos y celos en un Madrid naturalista de telones pintados, sórdido y oscuro, nocturno y trágico, en homenaje a los cuadros de la pintora Amalia Avia (1930-2011). El Madrid de José Carlos Plaza no es nada “casticista” y deambula resignado entre el esperpento de Valle Inclán y La lucha por la vida de Baroja en un tono que a nosotros, personalmente, nos chirría un tanto al tratarse de un género eminentemente idealista como es el sainete.

La verbena de la Paloma (Teatro de la Zarzuela 2013)La dirección musical de esta producción ha corrido a cargo de la batuta firme e inspirada por momentos de Cristóbal Soler. La Orquesta de la Comunidad de Madrid y el Coro del Teatro de la Zarzuela (con Antonio Fauró al frente) resolvieron con solvencia su papel. Entre la larga nómina de artistas destacaremos a María Rodríguez, cuya creación de la Señá Rita quedará para los anales. Qué gran artista cuando cuenta con un buen director de escena. Susana Cordón fue una Inés de lujo cantando y actuando… qué lástima que el señor Falla no escribiese más música para ella. Debemos reconocer que el engolamiento y “acomicidad” del don Hilarión de Enrique Baquerizo hicieron que el personaje resultase hasta antipático (¿es lo que pretendía Plaza?). Bien por la Susana de María Rey-Joly y el Julián de Damián del Castillo. La excelente cantaora Sara Salado interpretó una versión flamenca de la soledad en La verbena en una versión muy “Spain is different”: ¿veremos algún día dicho cuadro con la cantaora escondida a los ojos del público? Por último, la esperpéntica tía Antonia de Amelia Font sorprendió por su dinamismo y arrojo.

Salimos de la Zarzuela; llegamos a la calle Alcalá. Frente a nosotros, Apolo. La catedral del género chico donde se estrenasen tantas y tantas obras por resucitar… ¡y gozar! La chavala de Chapí, La caza del oso de Chueca, El domingo de ramos de Bretón… ¡Si Falla levantase la cabeza!

¹ Para estas representaciones en el Teatro de la Zarzuela el musicólogo Alessandro Garino ha reconstruido la partitura fallana a partir de los materiales originales de orquesta custodiados en el Archivo Manuel de Falla.

© Miccone y zarzuela.net, 2013


Reparto: Los amores de la Inés (Emilio Dugi/Manuel de Falla) - Susana Cordón, Pepa Gracia, Montse Peidro, Enrique Ferrer, Santos Ariño, Juan Carlos Martín, Israel Frías, Xavi Montesinos, Ángel Pardo, Joaquín Mancera y Marcos Marcell. La verbena de la Paloma (Ricardo de la Vega/Tomás Bretón) - Enrique Baquerizo, Emilio Sánchez, Damián del Castillo, María Rodríguez, María Rey-Joly, Mar Abascal, Amelia Font, Sara Salado, María Mezcle, Santos Ariño, Ricardo García, Graciela Moncloa, Didier Otaola, Sebastiá Peris, Gerardo Bullón, Xavi Montesinos, Ana Goya, Encarna Piedrabuena, Carolina Rocha, Irene Caja, Joseba Pinela, Alicia Martínez, Montse Peidro, Lorenzo Jiménez, Pepa Gracia y Juan Carlos Martín.
José Carlos Plaza (dirección de escena); Paco Leal (escenografía e iluminación); Pedro Moreno (vestuario); Natalia Ferrándiz (coreografía); Orquesta de la Comunidad de Madrid, Coro del Teatro de La Zarzuela, d. Antonio Fauró; Cristóbal Soler (dirección musical).

Los amores de la Inez con Susana Cordón (Teatro de la Zarzuela, 2013)

Tomás Bretón - Biografía inglesa
La verbena de la Paloma - Sinopsis argumental inglesa
zarzuela.net

21/X/2013