Pablo Luna · El niño judío
Teatro de la Zarzuela Madrid
(18 de Diciembre de 2010)
Enrique Mejías García

El niño judío (Teatro de la Zarzuela. Foto: Jesus Alcantara, 2010)


Por segunda vez repone el Teatro de la Zarzuela su exitoso montaje de El niño judío, un auténtico disparate cómico-lírico en clave de opereta que, casi diez años después, se sigue viendo con el mismo deleite que entonces. Si en 2001, cuando se estrenó esta producción firmada por Jesús Castejón, El niño judío era casi una rareza -una recuperación-, a día de hoy, después de la reposición de 2003 y la presente de 2010, podemos considerar este título como una obra de auténtico repertorio que el público ya conoce perfectamente y ha asimilado al mismo nivel que Molinos de viento.

Miguel Sola en El niño judío (Teatro de la Zarzuela. Foto: Jesus Alcantara, 2010)La infinita capacidad de Luna como músico teatral queda patente en tantos títulos exitosos en su tiempo y que, sin embargo, es casi imposible ver representados hoy en día. Nos referimos a zarzuelas como Las Calatravas, La chula de Pontevedra, Los cadetes de la reina o La pícara molinera. Esperamos que no pasen muchos años en correr la misma suerte de que ha disfrutado El niño judío y que se pueda cumplir la promesa de ver completa en el Teatro de la Zarzuela la "trilogía oriental" de Luna con la puesta en escena de Benamor y la esperada reposición de la producción de El asombro de Damasco de 2004.

En 2003 nuestro compañero y editor londinense Christopher Webber ya desentrañó algunas de las claves de esta producción de El niño judío, así que creemos que no debemos repetirnos, lamentando un año más, eso sí, que se suprimiera la preciosa trova que canta Raquel para sustituirla por la "Danza del fuego" de Benamor. No censuramos el añadido (en perfecta sintonía con la ambientación oriental de la obra), pero no entendemos por qué es necesario eliminar un número original y de innegable belleza como es el "Yo era infanta castellana…"

Jesus Castejon en El niño judío (Teatro de la Zarzuela. Foto: Jesus Alcantara, 2010)Una pieza clave de la producción era por entonces la participación de Carmen González en el rol protagónico de Concha. En esta ocasión Beatriz Lanza es quien se ha encargado del papel, resolviéndolo sin dificultad y recibiendo una calurosa ovación después de la archiconocida "Canción española". Otro importante cambio en el reparto ha sido la participación actoral del propio Jesús Castejón asumiendo el rol de Jamar-Jalea que en las dos ocasiones anteriores desempeñase su padre, el gran Rafael Castejón. El director de escena fue también un salvajemente misógino Barchilón que arrancó no pocas carcajadas del público. Junto a él no dejó de brillar la estrella de su hermano Rafa Castejón que un año más ha demostrado la buena cepa de la que procede y es, después de nueve años, todavía mejor actor y casi mejor cantante.

Punto y aparte para el genial cómico Pedro Miguel Martínez, rotundo y sensacionalmente histriónico en el papel de Jenaro. Esperamos que el Teatro de la Zarzuela no deje de solicitarle como actor para tantos papeles como podría desempeñar en el género. Berta Ojea fue una temible Jubea y Eduardo Gómez (tan querido por el público después de sus éxitos televisivos) hizo reír en sus breves frases y paseos por el escenario bastón en mano. Por último, no queremos dejar de nombrar a Miguel Sola que cantó con mucho gusto la canción de Manacor. Año tras año, ya sea en el Real o la Zarzuela, Miguel Sola demuestra que es un auténtico profesional de la lírica y además buen actor como pocos de sus colegas.

El niño judío (Teatro de la Zarzuela. Foto: Jesus Alcantara, 2010)
Una de las atractivas coreografías de El niño judío
firmadas por Goyo Montero

El maestro Luis Remartinez dirigió con temple a la Orquesta de la Comunidad de Madrid, muy preocupado por no tapar las voces de los cantantes. Algo de garra sí se echó en falta en los números orquestales, aunque quizá las pasarelas que tapaban el foso tuvieran parte de la culpa en este punto. El trompeta César Asensi tocó con gusto infinito su solo del preludio, ¡bravo por él! Como siempre, el Coro del Teatro de la Zarzuela, dirigido por Antonio Fauró, se implicó al máximo en sus intervenciones que hay que reconocer que no son muchas. Las coreografías de Goyo Montero siguen llamando la atención por lo vistosas y lo bien bailadas que son por la primera bailarina Ornili Azulay y el resto de la compañía.

Felicidades a todos… y ahora, ¡a por Benamor!

© Enrique Mejías García 2010


El niño judío. Zarzuela en dos actos y cuatro cuadros. Música de Pablo Luna. Libro de Enrique García Álvarez y Antonio Paso. Madrid, Teatro de la Zarzuela, 18 de Diciembre de 2010.

Reparto: Concha - Beatriz Lanza; Jubea - Berta Ojea; Mirsa - Ornili Azulay;
Jenaro - Pedro Miguel Martínez; Samuel - Rafa Castejón; Manacor - Miguel Sola; Barchilón / Jamar-Jalea - Jesús Castejón; Samid - Mario Martín; Kazil - Juan Viadas; Severo - Pedro Bachura; Ataliar - Mulie Jarju; Paco - Eduardo Gómez; Mercader - Román Fernández-Cañadas; Bailarines - Lubna Chakty, Ana Agraz, Pilar Arteseros, Fermín Calvo, Primitivo Daza, Noelia Fernández, Antonio Martínez, Marita Martínez, Adrián Mejías, Virginia Moro, Carolina Pozuelo, Silvia Rincón, Cristian Sandoval y Luisa Serrano; Músicos - Safaa Al Saadi, Sattar Al Saadi y Khalid Hussain; Coro del Teatro d e la Zarzuela (Antonio Fauró, dir.); Orquesta de la Comunidad de Madrid; Escenografía y figurines - Ana Garay; Iluminación - Juan Manuel Guerra; Coreografía - Goyo Montero; Dirección de escena - Jesús Castejón; Dirección musical - Luis Remartínez.

Edición a cargo de Miguel Roa (Ediciones Iberautor, Promociones Culturales SRL/ Instituto Complutense de Ciencias Musicales, 2006)
Producción del Teatro de la Zarzuela (2001)


El niño judío (sinopsis argumental inglesa)
El niño judío (crítica inglesa de la reposición de 2003)
Pablo Luna (página biográfica inglesa)
YouTube - video promocional del montaje
portada de zarzuela.net

26/XII/2010